Menú de colecciones
Búsqueda Avanzada

10 Bienal de San Juan del Grabado Latinoamericano y del Caribe

Artista: Luis Alonso (Santurce, Puerto Rico, 1951)

Fecha: 1993
Dimensiones:
impresión: 32 13/16 × 21 1/8 in. (83.3 × 53.7 cm)
soporte: 35 1/4 × 23 1/8 in. (89.5 × 58.7 cm)
Medio: serigrafía
Donación:
Instituto de Cultura Puertorriqueña
Número de objeto: 3.2008.0063
Descripción:
Cartel que promociona la Décima Bienal de San Juan del Grabado Latinoamericano y el Caribe (1993), en el Museo del Arsenal de la Marina Española en el Viejo San Juan, auspiciada por el Instituto de Cultura Puertorriqueña. El cartel se inspira en uno de los arcos de las columnatas del edificio del Arsenal. Dentro del arco, se ubica el logotipo y título de la bienal, el número 10 a rayas azules, blancas y rojas con el reflejo de su sombra en rojo, sobre el suelo azul. En el área inferior el resto del texto.
Notas:
La Bienal de San Juan del Grabado Latinoamericano fue uno de los eventos más importantes que se celebraron en la región caribeña pues propiciaba el intercambio de ideas y el contacto con diferentes artistas. La primera edición de la Bienial fue organizada por el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) en 1970. Se seleccionó el grabado por ser una forma de expresión con un gran desarrollo, el cual ha alcanzado altísima calidad entre artistas puertorriqueños. La última edición de la Bienal se llevó a cabo en 2001. El concepto se transformó radicalmente y se reconceptualizó el proyecto con un nuevo nombre: Trienal Poli/Gráfica de San Juan, América Latina y el Caribe, inaugurada en diciembre de 2004.
La X Bienal de San Juan del Grabado Latinoamericano y del Caribe se presentó en el Arsenal de la Marina, viejo San Juan, del 23 de abril al 3 de septiembre de 1993. Participaron 171 artistas, de 17 países, con 269 obras. El Director del ICP era Carmelo Delgado Cintrón.
La inauguración se aplazó de enero a abril, planteándose como uno de los motivos principales la transición motivada por el cambio de gobierno, así como la falta de presupuesto. La Bienal tuvo las mismas características que la anterior: no hubo nuevas expresiones que caracterizaran la gráfica en otros países, o técnicas innovadoras, y era patente la necesidad de reforzar el nivel de calidad. Sí hubo un incremento en las obras de gran formato, el tamaño permitido había aumentado en la IX Bienal.
Críticos como Samuel Cherson y José A.Torres Martino coincidieron en que la organización de la Bienal no había podido materializar las reformas necesarias, solicitadas en años anteriores, para mantener los altos propósitos del evento: presentar lo mejor de la producción gráfica en América Latina y el Caribe. Muchos de los grandes maestros ya no enviaban obras, por lo que en numerosas ocasiones se propuso que se instaurara un Salón Magistral, fuera de concurso, donde se expusiera la obra de estos reconocidos grabadores, así como a los premiados en bienales pasadas. Ambos críticos coincidían en que la Bienal necesitaba reevaluarse. Era necesario que los organizadores materializaran las reformas necesarias, siguiendo las recomendaciones de personas con experiencia, para corregir los errores del pasado.
Otra de las críticas, que ya se había presentado en otras bienales, era la falta de una planificación efectiva de un programa de talleres y encuentros que facilitaran el intercambio entre los artistas locales y los artistas invitados que visitaban la Isla durante los días de la Bienal.
El Jurado de Premiación estuvo integrado por José Alicea, grabador puertorriqueño, artista homenajeado en la IV Bienal de San Juan del Grabado Latinoamericano; Uiara Bartira, artista, Directora, Museo del Grabado de la ciudad de Curitiba, Brasil; Valérie Brière, Directora, Centro Pompidou, París, Francia; Doreen M. Colón Camacho, historiadora del arte, puertorriqueña; Virgil Hammock, Presidente, Asociación Internacional de Críticos de Arte, sección de Canadá; Jorge Martínez Lascarro, artista, Director, Sección de Conservación y Preservación del Museo de Maracai, Caracas; Alina Molinari, historiadora y crítico de arte argentina.
Los premios se adjudicaron a Javier Arévalo (Guadalajara, México, 1937), Helena De la Fontaine (Río de Janeiro, Brasil, 1939), Martín García Rivera (Arecibo, Puerto Rico, 1939), Sergio González Tornero (Santiago, Chile, 1927), Armando Haro (Zacatecas, México, 1961), Ibrahim Miranda (Pinar del Río, Cuba, 1969), Raúl Recio (Santo Domingo, República Dominicana, 1965). El premio de monotipo se declaró nulo.

Las menciones se otorgaron a:Pedro Alcántara (Colombia, 1942), Silvia Aurelia Pagliano (Argentina, 1947), Carlos del Toro (Cuba, 1954), Marta Pérez Temperley (Argentina, 1947), Julio Zachrisson (Panamá, 1930).
Las Exposiciones Homenaje se dedicaron a:
• Carlos Raquel Rivera (Yauco1923– San Juan, Puerto Rico,1999)
• Antonio Seguí (Córdoba, Argentina, 1934)
El catálogo de la exposición está disponible en el Centro de Documentación del MHAA.
En colecciones